EBO TYLOR & JIMI TENOR

unnamed
ebo taylor

Bios

Su mezcla de funky de highlife y afrobeat. Después de un descanso de casi 30 años de la escena, Ebo regresó a la escena mundial con su clásico 2010 “El amor y la muerte”. 3 años y otro nuevo álbum (“Puente Appia Kwa” de 2012) después, Ebo Taylor y su banda han realizado más de 150 conciertos en muchos países diferentes.

“Quería volver a un sentimiento highlife con este álbum”, explica Ebo Taylor. “Las canciones son muy personales y es una parte importante de mi música para mantener vivas muchas canciones Fante tradicionales, cantos de guerra y rimas de los niños.”

‘Appia Puente Kwa’, publicado este mes de abril, es una vuelta estridente de la leyenda de la guitarra highlife ghanés. Con seis nuevas composiciones, su sonido es más densa y fuertemente bloqueada que nunca con músicos con sede en Berlín Afrobeat Academy, una unidad sólida roca desde giras regulares por todo el mundo después de su ‘Love And Death’ álbum en 2010, que incluye una serie de fechas para WOMAD. Jochen Stroh trabaja su magia analógica una vez más de su base en Berlín Lovelite Studios.

El álbum abarca una variedad de temas queridos para Taylor. La pista del título hace referencia a un pequeño puente en la ciudad natal de Ebo de Saltpond en la costa del Cabo: “se trata de un pequeño puente, pero un lugar conocido en el pueblo donde la gente se reúne, donde los amantes se juntan”. El tiro, entusiasta ‘Ayesama’, primer demo -ed durante el ‘amor y la muerte’ sesiones, es un grito de guerra Fante, una burla – “¿cuál es el nombre de su madre?”; ‘Nsu Na Kwan’, basado en un proverbio Fante, le pregunta “¿Qué es más antiguo – el río o la carretera vieja” con el subtexto de respetar a sus mayores y el brillante ‘Abonsam’ lleva el mensaje de que Abonsam (El Diablo) es responsable del mal en el mundo y que debemos seguir el mensaje cristiano.

Por otra parte, el álbum cuenta con una nueva versión del himno highlife, ‘Yaa Amponsah’, primera registrada durante los años 20 por Trío de Jacob Sam de Sam antes de convertirse en un estándar popular en Ghana y un cover de un tema original de la época de Taylor con Apagya Show Band durante los años 70, ‘Serwa Brakatu’, re-titulado aquí como ‘Kruman Dey’. Cuanto más cerca de la acústica ‘Barrima’, es un homenaje conmovedor a la primera esposa de Taylor y verdadero amor, que lamentablemente falleció durante el verano de 2011. “Ebo escribió la canción después de su muerte y grabó esto en una sola toma durante nuestro último día en el estudio “, reflexiona el director de orquesta Ben Abarbanel-Wolff. “Fue muy emocionante.”

El álbum cuenta con una serie de invitados especiales dentro de los créditos incluidos baterista incomparable Tony Allen, original Africa 70 guitarrista Oghene Kologbo y el maestro conga Addo Nettey aka Pax Nicolás. En representación de los jugadores más jóvenes, genio teclado Kwame Yeboah, hijo de la leyenda ghanesa SK Yeboah, hace un uso completo de la colección famosa de Lovelite de órganos Farfisa y Wurlitzer.

English Bios

Following the wartime big band highlife pioneers like E.T. Mensah, Taylor became a major figure in Ghanaian highlife during the 1950s and ’60s as highlife exploded. Cutting his teeth with leading big bands like Stargazers and Broadway Dance Band, Ebo Taylor quickly rose through the ranks and became a prolific composer and frontman. Taylor moved to London in 1962 to study. “I had the Black Star Highlife Band sponsored by the Ghanaian High Commission, mainly comprising music students. We tried to incorporate jazz into highlife and progressed through talking and through jam sessions, trying to develop our skills and ideas.”

Back in Ghana, Taylor became an in-house arranger and producer for labels like Essiebons, working with other leading Ghanaian stars including C.K. Mann and Pat Thomas. “I was paid to write for them and we made some great records. People were trying new things – I always loved C.K. Mann’s ‘Funky Highlife’. It was fresh.” Through the mid-’70s and into the ’80s, Taylor then recorded a number of solo projects, exploring unique fusions and borrowing elements from traditional Ghanaian sounds, Fela’s Afrobeat, jazz, soul and funk. Tracks like ‘Heaven’ now stand as among the best Ghanaian Afrobeat of the era.

Media